Atraer tráfico orgánico a tu web: 4 pasos para crear una estrategia de márketing

Ve directamente a una sección

Parece que Instagram ha dejado a las páginas web y el tráfico orgánico relegado a un segundo plano. Pero créeme cuando te digo que establecer una estrategia de márketing que te ayude a atraer tráfico orgánico a tu web es una de las mejores inversiones de tiempo que puedes hacer para crear un negocio sostenible en el tiempo y conseguir un flujo de trabajo y clientes constante.

Sí, Instagram está muy bien cuando comienzas y puede ser una buena vía de comunicación. Pero no te pertenece, no puedes controlar (ni trabajar) el algoritmo, ya que cambia constantemente y el contenido que creas además de consumir mucho tiempo es completamente efímero. 30 segundos y tus potenciales clientes ya se han olvidado de tu Reel y han pasado a otra cosa.

Es por esto que, una vez ya tienes tu negocio establecido con una página web profesional, crear una estrategia de marketing que sea sostenible en el tiempo, que merezca la pena el esfuerzo y que te ayude a posicionar tu web ahora y en el futuro es esencial. Vamos a ver 5 sencillos pasos que puedes empezar a trabajar a partir de hoy.

Trabaja bien tu estrategia de SEO y las palabras clave de tu web

Ya lo hemos hablado antes en el blog: las palabras clave sí importan. El SEO parece un rollo y un trabajo tedioso e interminable, pero no lo es. Elegir de 3 a 5 palabras clave por las que posicionar tu web te dará una idea clara de lo que tus potenciales clientes están buscando cuando quieren servicios como el tuyo y te ayudará a crear contenido de valor para ellos.

No solo se trata de escribir unos textos estratégicos que apelen directamente a las necesidades de estas personas. Las palabras clave te ayudarán a crear contenido para otras plataformas, y dar a tu marca coherencia, solidez y autoridad. El trabajo de encontrarlas no es tan complicado como parece y los beneficios son inconmesurables.

Crea un blog en el que compartir contenido de valor

Si te limitas a tu página web, solo podrás posicionar por un número limitado de palabras clave. Estas suelen ser palabras bastante saturadas y conseguir que llegue tráfico orgánico a través de ellas puede ser un poco complicado. Es ahí donde el blog nos puede dar mucho juego.

Imaginemos que escribimos una vez al mes en nuestro blog un artículo de valor que soluciona un problema claro de nuestra audiencia. Esto significa que, al mes, podemos posicionar por 4 palabras clave más, y al año por 48. Hacen en total 53 palabras clave entre páginas de nuestra web y artículos de nuestro blog. Esto aumenta drásticamente las posibilidades de que nuestro público objetivo nos encuentre y sobre todo las posibilidades de posicionar en la primera página de Google para una de ellas.

Te reto a que comiences hoy a escribir un artículo, por sencillo que sea y por mal que te parezca que lo estás haciendo. Verás que si eres constante con ello, mejorarás poco a poco, redactarás mejor, escribirás títulos más atractivos y las visitas comenzarán a llegar.

Si no sabes qué empezar a escribir, la página de Answer The Public te puede dar pistas sobre artículos que pueden interesar a esas personas con las que buscas trabajar.

Comparte a través de una newsletter

Un lugar mucho más intimo y personal que las redes sociales. Que una persona te otorgue un hueco en su bandeja de entrada a día de hoy es mucho más significativo que que te sigan por instagram. El truco es el mismo que para el blog: constancia, paciencia y atreverse a escribir.

Si no sabes por dónde empezar, comienza creando un lead magnet que ofrecer a cambio de la suscripción. Que sea algo interesante para tus potenciales clientes, que les aporte valor de verdad… Es decir crea un recurso como si fuese a ser de pago y ofrécelo gratis. Así nutrirás tu lista de correo poco a poco y aumentarás la confianza y autoridad de tu marca.

Una vez comiences a escribir comparte contenido estrategicamente: si hablas de un tema técnico o aprovechas un artículo del blog para hacer un email, pon un botón que les lleve a tu página web. Crea un footer de newsletter en el que animes a tus lectores a contactar contigo y acuérdate de vender tus servicios. Intercala estos mails con alguna newsletter más cercana, que humanice tu marca y empatice con las personas que te siguen.

Verás que poco a poco esta estrategia también te ayuda a atraer tráfico a tu web.

Utiliza solo aquellas redes sociales en las que se encuentra tu público objetivo

Aunque no es la panacea, Instagram puede ser maravilloso para atraer nuevos potenciales clientes a tu web. Si tus clientes se encuentran allí.

Lo mismo pasa con Facebook, LinkedIn o YouTube. De nada sirve lanzarse a todas estas redes a lo loco y sin pensar. Hay que pararse a reflexionar si nuestro público objetivo se encuentra en ellas y si el tiempo que invertamos se va a ver recompensado.

Aún así, si eres emprendedora y ofreces servicios online, lo más probable es que, como yo, utilices Instagram como red social en la que comunicar a tu comunidad. Si es así, aprovecha las oportunidades que ofrece esta plataforma al máximo: comparte links a tus servicios y artículos en stories, crea una landing de links para tu perfil, reutiliza los post de tu blog y tu newsletter para crear nuevo contenido…

En definitiva, centra tus esfuerzos para que, lo que crees en esta plataforma, te lleve el menor tiempo posible y se transforme en tráfico orgánico a tu web.

Sé constante en la creación de contenido

Atraer tráfico orgánico a tu web es un trabajo que requiere constancia y dedicación. Dará su fruto a largo plazo; tardarás más o menos de 6 a 12 meses en ver resultados reales, pero te prometo que ser constante y trabajar semana a semana merece la pena.

Posicionar tu página en Google es uno de los mayores beneficios para tu negocio y para ti. Te permitirá atraer más clientes y saber que tu público objetivo te puede encontrar facilmente sin tener que perder tiempo o dinero en publicidad, ser más activo por redes sociales como Instagram o haciendo actividades de networking que a veces no llevan a nada.

No quiero decirte que tienes que publicar X veces a la semana porque en realidad aquí esto no es lo importante. Lo que más cuenta es que lo hagas con frecuencia (la que mejor te venga a ti) y que sea un ritmo de publicación que puedas sostener al menos durante un año, el tiempo suficiente para que de sus frutos. Una vez a la semana sería ideal, pero si solo puedes empezar comprometiéndote a escribir o publicar una vez cada 15 días créeme: eso es mejor que nada.

Y tú ¿qué estrategias utilizas para atraer tráfico orgánico a tu web? ¿Te limitas a publicar en Instagram o también compartes contenido y reflexiones en un blog o incluso un canal de YouTube? Me encantará que lo compartas conmigo en comentarios y pongamos ideas en común.

Otros artículos que te pueden gustar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio