Todas las webs adquiridas del 22 de diciembre al 8 de enero se instalarán a partir del día 8 de enero

Cómo crear un Tripwire para conseguir que un suscriptor se convierta en cliente

Ve directamente a una sección

Conseguir clientes es una de las cosas más difíciles en un negocio. El tiempo, la energía y el dinero que invertimos en ello a veces no se ve recompensado, y uno acaba queriendo tirar la toalla.

Por ello es importante desarrollar estrategias eficaces que aprovechen momentos clave en la vida de nuestros clientes y que nos quiten tiempo, energía o dinero una sola vez, rentabilizándolos durante mucho tiempo.

Aquí es donde entra la estrategia del Tripwire. Un tripwire no es más que un recurso de pago que se ofrece a un usuario que se acaba de suscribir a nuestra newsletter a un precio reducido por un tiempo limitado.

Y te preguntarás, ¿para qué hacer esto? Pues bien, porque es mucho más fácil conseguir que un cliente vuelva a comprarte que conseguir un cliente nuevo.

Es por eso que si aprovechamos el momento de la suscripción y conseguimos que esa persona compre nuestro producto, ya habrá pasado a ser nuestro cliente y habremos conseguido 1. Ingresos y 2. Un nuevo cliente con probabilidades de volver a comprarnos.

Así que vamos a ver cómo puedes desarrollar esta estrategia para implementarla en tu página web.

Crea tu tripwire

Un tripwire debería ser un infoproducto que cumpla las siguientes características:

  • Sea de gran valor para tu cliente, en el momento en el que se encuentra.
  • Tenga un precio reducido
  • Solo se pueda conseguir por ese precio a través de la suscripción a tu newsletter.

Así, ponte a pensar en qué momento se encuentran tus clientes y con qué tipo de producto o infoproducto les puedes ayudar.

Por ejemplo, si te dedicas al branding, puede que una de las mayores preocupaciones de tus clientes sea diseñar su feed de instagram. Teniendo esto en cuenta, puedes desarrollar un documento con toda la información, recursos y el paso a paso para que cualquiera de tus clientes pueda diseñar sus diapositivas de instagram como un profesional. Este será tu tripwire.

Que utilices este documento como tripwire no quiere decir que no pueda estar accesible a través de otras partes de tu página web. Quizás tienes una tienda online o una página de venta para ese mismo recurso. La diferencia es que en tu web aparecerá con el precio original, es decir, 45 euros, por ejemplo. Mientras que como tripwire aparecerá con un precio muy reducido, por ejemplo 14 euros. Haciendo mucho más alta la probabilidad de compra a través de la suscripción.

Crea un recurso gratuito para la suscripción

Una vez tengas tu tripwire, es momento de crear un recurso gratuito para incentivar la suscripción a tu newsletter. Este recurso no tendrá que ser tan amplio como tu tripwire, pero procura que también sea de gran utilidad para tu cliente. Una pequeña guía, una masterclass, unas plantillas para trabajar un determinado problema, una guía de meditación… cualquier cosa que consideres de utilidad para tu público en general.

Tendrás que crear una landing de suscripción a tu newsletter en la que ofrezcas este recurso gratuito antes de pasar a lo más interesante…

Tras la suscripción, redirige a una landing de venta

Una vez hecho todo lo anterior, llegamos a la parte de la venta. Tendrás que crear una redirección en tu formulario de suscripción hacia la página de venta de tu tripwire.

En ella, ofrecerás a tu nuevo suscriptor una oferta exclusiva de tu infoproducto durante un tiempo limitado. Te recomiendo que describas bien qué es lo que va a conseguir con tu producto, cómo le va a ayudar, qué beneficios va a conseguir… Y sobre todo, indícale cual es el precio normal y a qué precio va a conseguirlo a través de esta página y cuánto tiempo tiene para comprarlo (normalmente lo recomendable son unos 15 minutos). Para hacerlo más visual puedes incluir un contador de tiempo evergreen.

Si la persona realiza la compra, le llevarás a una página de gracias. Si decide no realizar la compra, lo más probable es que cierre la página y salga de tu web. No te preocupes que si es así, no habrás perdido a ese usuario, ya que se habrá convertido en lead a través de la suscripción a tu newsletter. 

En ambos casos, acabas ganando.

Envía un mail de seguimiento

Para no perder el contacto con ese nuevo cliente, para que aproveche tu apoyo si se lo ofreces y tenga una buena experiencia contigo, crea una automatización para hacer el seguimiento. Es mucho más probable que si acaba contento tanto con tu producto como con tu atención, repita.

Además, puedes aprovechar ese mensaje para pedir un testimonio a este cliente, que podrás utilizar más adelante en la página de venta de tu tripwire para aumentar la confianza y las probabilidades de compra.

No es la única estrategia

Por supuesto, es importante reiterar que el tripwire no es la única estrategia para conseguir que un suscriptor se convierta en cliente. Debes hacer aquello con lo que te sientas cómoda y que esté en línea con tus valores. Si la venta tras la suscripción te parece muy violenta, siempre puedes enviar una secuencia de mails de bienvenida, y que el último mail sea el que contenga la oferta, o aplicar cualquier otra estrategia que esté en línea con tus valores.

Al fin y al cabo para eso es tu negocio, para que apliques lo que te resuene y lo que te apetezca.

¿Qué te parece? ¿Habías oído hablar de esta estrategia? ¿Te animas a aplicarla en tu web? Te leo en comentarios

Otros artículos que te pueden gustar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio