Todas las webs adquiridas del 22 de diciembre al 8 de enero se instalarán a partir del día 8 de enero

Cómo crear una paleta de color para tu marca

Ve directamente a una sección

Elegir los colores adecuados al crear una paleta de color para tu marca es uno de los pasos más importantes y esenciales de la parte de diseño visual de tu negocio. Si bien es verdad que hay otros elementos como las fotografías, el logotipo o las ilustraciones, a todas ellas se les aplicará una gama cromática basada en tu paleta de color que será lo que finalmente ayude a transmitir todas las emociones y sensaciones que quieres evocar con tu negocio.

La importancia de los colores en tu marca

Como ya habrás oído antes, los colores afectan nuestro humor y transmiten distintas emociones que pueden llevar a la toma de decisiones. Por lo tanto, una marca que quiere conectar de manera profunda con su público no puede hacerlo tan solo a través de un logo: necesita utilizar colores que cultiven y transmitan estas emociones que quiere evocar.

La elección de colores se convierte en una decisión esencial para una marca sólida y un diseño sostenible. Si tienes una marca, sea o no sea personal, necesitas determinar qué colores la representan. Así pues, antes de elegir tu combinación, vamos a ver qué trasmite cada uno de los colores de la rueda cromática:

  • Rojo: transmite pasión, emoción, amor, peligro enfado, importancia, atención y energía.
  • Naranja: alegría, vitalidad, felicidad, cercanía. Es un color revitalizante y transmite energía y entusiasmo.
  • Amarillo: alegría, vitalidad, felicidad, positividad y optimismo. Es un color que expresa accesibilidad y cercanía.
  • Verde: estabilidad, salud, riqueza, prosperidad, calma, tranquilidad y crecimiento. Nos conecta con la naturaleza, expresa optimismo, simboliza crecimiento y seguridad e inspira posibilidad.
  • Azul claro: tranquilidad, confianza, calma, espiritualidad e inocencia. Tiene efecto calmante y nos hace sentir seguros y relajados.
  • Azul oscuro: profesionalidad, seguridad y formalidad. Expresa madurez y fiabilidad. Abusar de él puede hacer que tu marca parezca fría y poco accesible.
  • Morado: misterio, creatividad, imaginación y lujo. Los tonos más claros nos hacen sentir calmados y relajados.
  • Rosa: feminidad, sensitividad, cariño, dulzura, inocencia, juventud. Transmite alegría y romanticismo.
  • Marrón: estabilidad, soporte, cercanía, practicidad, fiabilidad. Expresa arraigo y está conectado con la naturaleza.
  • Blanco: limpieza, virtud, pureza, salud, simplicidad. Simboliza minimalismo y sencillez.
  • Gris: clásico, responsable, fiable, serio, misterioso y maduro. Simboliza neutralidad y transmite seriedad y profesionalidad.
  • Negro: poderoso, elegante, profesional, simple, lujoso, moderno. Transmite sofisticación y seriedad.

El paso a paso para crear una paleta de color para tu marca

Para crear una paleta de color eficaz lo mejor es seguir una fórmula sencilla y fácil: crear una paleta equilibrada que contenga 2 colores oscuros, 2 colores claros y dos colores principales (base y acento). Esto asegurará que estás creando una paleta de color armoniosa y suficientemente contrastada. Partiendo de las emociones que quieres transmitir con tu marca, escogeremos una emocion principal y dos colores que nos ayuden a representarla. Estos serán los colores principales de nuestra marca, y los que más peso deben tener en nuestro diseño. Los podemos incluir en fotografías, botones, zonas destacadas de la web…

Complementaremos estos colores con dos colores claros, que contrasten con ellos y que den luminosidad a la paleta. Estos nos serán muy útiles en los fondos de la página web, para tipografías claras que queramos que vayan encima de un fondo oscuro o para cualquier otra aplicación que requiera legibilidad.

Cerraremos la paleta con dos colores oscuros que nos ayudarán a obtener una combinación más contrastada y que también serán muy útiles para fondos y sobre todo para que la tipografía de la web sea lo más legible posible.

Cómo crear una paleta de color

Color base

El color de base es el más importante. Será el color más utilzado en tu marca y además te ayudará a elegir el resto de colores de tu paleta. Para escogerlo, deberás determinar cuál de las emociones o valores de tu marca es el más importante. Tu color base deberá ayudarte a representar esa emoción, además de resultar atractivo para el público al que te diriges y tu cliente ideal.

Color de acento

El color de acento será el más utilizado después de tu color base. Deberás elegirlo con cuidado ya que su función es representar las emociones que quieres transmitir, complementar al color base y resultar atractivo para tu audiencia. Veremos más adelante qué fórmulas puedes utilizar para elegir este color.

Colores neutros

Por último, llega la hora de elegir tus colores neutros. Por lo general, para asegurar una paleta variada y con contraste, te recomiendo elegir dos colores oscuros y dos colores claros. Estos colores también estarán muy presentes en tus diseños, sobre todo en tipografías y fondos, por lo que lo mejor es elegir colores más suaves y con un contraste menor.

Fórmulas para crear una paleta de color para tu marca

Paleta de color monocromática

Las paletas monocromáticas están creadas con distintos tonos, sombras y tintes dentro de un mismo color. Son las paletas más sencillas de crear, ya que solo utilizan un color, haciendo más difícil que te equivoques o que las combinaciones no sean equilibradas. Son ideales si tienes un valor o emoción que domina en tu marca y sobre el que quieres poner todo el foco de tu paleta.

Paleta de color análoga

Se trata de crear una paleta de color con colores que están unos al lado de otros en la rueda cromática. Es una paleta que recuerda mucho a la monocromática, pero en vez de ser un único color con diferentes tonalidades utilizaríamos dos colores. Estas paletas de color, al igual que las monocromáticas, tienen poco contraste, pero pueden ser un buen punto de partida y siempre asegurarán una combinación armoniosa.

Paleta de color complementaria

Aquí la paleta se crea con colores que están en lados opuestos de la paleta de color. Al igual que en el resto de fórmulas, utilizaremos distintas tonalidades para crear paletas variadas a partir de dos colores. Es una manera fácil y sencilla de crear una paleta de color con contraste. Deberás tan solo tener cuidado y asegurarte de que una vez terminada, tu paleta transmita las emociones y valores que quieres evocar.

Paleta de color triádica

Se crea con colores que tienen el mismo espacio entre ellos y forman un triángulo en la ruda cromática. Da lugar a combinaciones mucho más diversas, pero puede resultar más difícil de crear. La ventaja es que nos da más variedad y juego que la paleta complementaria. La dificultad está en dar con tres colores de triada que estén perfectamente alineados con los valores que queremos transmitir.

Crea una paleta de color para tu marca

Ahora que ya sabes cómo crear una paleta de color, es el momento de ponerse manos a la obra y crear la paleta de color perfecta para tu marca. He creado para ti un workbook completo con todos estos pasos y paletas de inspiración para ayudarte a buscar los colores perfectos. Te recomiendo que bloquees un rato tranquilo donde
puedas trabajar en ello. Puedes descargarlo aquí.

Te animo a que una vez tengas tus colores, los compartas conmigo y a que dejes en comentarios todas tus dudas y observaciones ¡Me encantará ver tus resultados!

Otros artículos que te pueden gustar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio