Cómo estructurar una página de ventas para aumentar las conversiones de tu servicio online

Ve directamente a una sección

Llamamos páginas de venta a todas aquellas páginas dentro de nuestra web que contengan la descripción de uno de nuestros servicios o productos y donde la llamada a la acción final lleve a la compra o en su defecto al contacto contigo para la contratación de un servicio.

Digamos que son las páginas más importantes de una web, donde se consolida nuestra autoridad como marca y el cliente pasa a la acción. Por eso suelen seguir una estructura específica que nos ayuda a poner al cliente en contexto, mostrarle por qué necesita nuestro servicio y convencerle de que somos las personas indicadas para ayudarle en el camino (o que tu producto es el indicado para el problema que quiere solucionar).

Existen páginas de venta muy agresivas, donde se incide mucho en los puntos de dolor del potencial cliente y se habla mucho del problema. Si me conoces, o si has trabajado con mi Guía de Copywriting Slow, sabes que a mí no me gusta abordar la redacción desde ese punto de vista.

Nuestro fin último es conectar y empatizar con las personas que están al otro lado de la pantalla y hacerles ver que tienen un problema y nosotros tenemos la solución. Pero esta no es una razón para escribir textos negativos que dejen al cliente desanimado y desesperado, ¿quién quiere que le compren con esa energía?

Así que vamos a ver en qué puedes centrarte al crear los textos de estas páginas para que sean lo más agradables y empáticos posible y que sea esto lo que conecte con tus clientes y les haga desear comprarte.

Qué información debes incluir en tus páginas de venta

Cuando pensamos en cómo estructurar una página de ventas, debemos tener en cuenta varios puntos que tenemos que incluir, cada uno por una razón distinta que nos ayudará a conectar y hacer que nuestro cliente nos vea como su mejor opción:

Redacta la promesa de tu servicio

Intenta resumir en una frase lo que hace tu servicio o producto por la persona que lo contrata. Esto será lo que incluyas en la primera sección de tu web, y lo primero que tus potenciales clientes leerán.

Como con un ejemplo se lee mejor, vamos a utilizar Made By Soleil para que lo entiendas. Nuestra promesa para las webs prediseñadas sería «Plantillas web profesionales para que consigas vivir con libertad de tu negocio». La frase contiene nuestro producto, sus características y el beneficio principal que aportan.

Esto mismo tendrás que hacer para cada uno de los servicios de tu negocio.

Pon a tu cliente en contexto

No vamos a ponernos a venderle de primeras. Antes tenemos que hacerle ver que sabemos en qué punto se encuentra, es decir, describir el problema que tiene y la situación en la que está. Si puedes utilizar puntos de tu historia personal para conectar con él, este es un momento ideal para hacerlo, ya que empezarás la página conectando de una manera mucho más humana, lo cual también aumentará tu autoridad.

No tienes que explayarte demasiado en este punto. Con que le dediques una sección dentro de la página, idealmente tras la sección principal (promesa), es más que suficiente.

Háblale de los beneficios de tu servicio o producto

Pero no lo hagas desde un punto de vista técnico sino emocional. Es decir, en vez de hacer un listado de lo que contiene tu producto o servicio, hazle ver cómo se sentirá después de contratarlo. ¿Qué habrá pasado con el problema que tiene ahora mismo? ¿Cómo se sentirá? ¿Cómo habrá cambiado su vida?

Antes le hemos hecho sentir incómodo describiendo su situación, ahora lo que queremos es hacerle proyectar, ver cómo podría ser su futuro si trabajase con nosotros.

Cuéntale tu historia

Sobre todo si hay algún punto en común con la historia de tu potencial cliente. Incluir un apartado sobre ti misma siempre es importante en las páginas de venta para generar autoridad, pero no por eso tenemos que centrarnos en estudios o puntos técnicos. Compramos emocionalmente, así que cuanto más te muestres humana, cuanto más empatices con las visitas de tu web, más posibilidades de compra.

Cuántas llamadas a la acción debes poner en tu página de venta

Por llamadas a la acción entendemos todo aquello que sea la acción final en una página de venta y que esté representado por un botón. Podría ser el «añadir al carrito» de una tienda online, «reservar reunión» para un servicio o incluso ir a la página de contacto o a tu WhatsApp si eso es lo que prefieres.

Al estructurar una página de venta, no debemos ni pasarnos de llamadas a la acción ni quedarnos cortos. Entre dos y tres es el número ideal: no demasiadas como para marear a nuestras visitas pero suficientes para que las vean.

La posición más estratégica para estas llamadas a la acción sería hacia la mitad de la página, tras hablar de la situación del cliente y de los beneficios de nuestro servicio y al final, justo después del sobre mí y los testimonios.

Cómo estructurar tu página de ventas

Una vez que tenemos claros los puntos más importantes que debemos incluir en estas páginas, vamos a ver cómo sería la estructura general, combinando lo que hemos visto más arriba con otras secciones que también son importantes:

  1. Abrimos la página con la promesa de nuestro servicio
  2. Ponemos al cliente en contexto
  3. Le hablamos sobre los beneficios de nuestro producto/servicio
  4. Le contamos cuál es nuestra metodología de trabajo y qué la hace tan especial
  5. Ponemos nuestra primera llamada a la acción
  6. Nos presentamos como figura de autoridad
  7. Proporcionamos testimonios de anteriores clientes
  8. Llamada a la acción final
  9. Redactamos una sección de preguntas frecuentes para derribar objeciones

Una vez tengamos todos estos puntos, ya tendremos nuestra página de venta bien estructurada para ir mostrando poco a poco a nuestro cliente que el servicio que ofrecemos es la mejor opción para él.

Bonus que puedes incluir

Como has visto, he incluido alguna sección en nuestra estructura de la que no hemos hablado antes. Son puntos opcionales de los que puedes hablar aunque no puedo hacer más que recomendarte que lo hagas para que tu página de venta sea lo más eficaz posible.

Hablar de lo especial que es tu metodología, tu proceso de trabajo o explicar en qué te diferencias de otros profesionales que ofrecen este servicio te ayudará a destacar frente a tu competencia o conectar con aquellas personas que son las adecuadas para trabajar contigo.

Los testimonios te servirán como prueba social, para mostrar la transformación que han experimentado personas con las que has trabajado. Esto aumenta muchísmo las probabilidades de que confíen en ti, ya que siempre depositamos más confianza en personas que nos recomiendan otras personas.

Una sección de preguntas frecuentes te puede ayudar a explicar cosas que no hayas podido incluir en otros apartados pero que sean relevantes y será útil también para derribar objeciones de tus potenciales clientes.

Como ves, escribir páginas de venta, aunque tiene su técnica y complejidad, no es tan difícil como parece cuando no sabemos cómo estructurarlas. Con un poco de tiempo y paciencia y si trabajas muy bien tus servicios y su promesa, podrás escribir páginas de venta eficaces que te traigan más clientes.

Si aún así necesitas ayuda con la redacción de los textos de tu web, todas nuestras webs prediseñadas incluyen una Guía de Copywriting Slow donde te enseñamos paso a paso cómo escribir y estructurar todas las páginas de tu web para que disfrutes del proceso y se te haga fácil y sencillo.

Me encantará saber si escribes tus páginas de venta siguiendo estos consejos y estructura. ¡No te olvides de escribirme si tienes alguna duda o dejar tus preguntas en los comentarios!

Otros artículos que te pueden gustar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio