Todas las webs adquiridas del 22 de diciembre al 8 de enero se instalarán a partir del día 8 de enero

4 señales inconfundibles de que la página de contacto de tu web no funciona y cómo solucionarlo

Ve directamente a una sección

Hablemos de una de las páginas más importantes de tu web, cuyo diseño seguro que has dejado un poco de lado: la página de contacto. Todos sabemos que es necesaria, pero no muy bien cómo estructurarla. Así que seguro que has cogido el widget o un diseño por defecto, lo has insertado, y listo.

Pues no.

No trabajar bien tu página de contacto es lo último que debes hacer en tu web. Las páginas de contacto son muy importantes y puedes personalizarlas al máximo para aumentar la conversión.

Una página de contacto bien diseñada te ayudará a invitar a los usuarios a escribirte, lo que se traducirá en trabajo, proyectos e inversiones que te ayudarán a sostener tu negocio (que es el objetivo de una web).

Una página de contacto mal diseñada no solo se traduce en un agujero negro por el que pierdes dinero y clientes, sino que te puede dar muchísimo trabajo de gestión y quitarte tiempo que podrías haber invertido en trabajar, descansar o dar un paseo entre reunión y reunión.

Dicho esto, vamos a ver cuáles son los síntomas de una página de contacto que no está haciendo nada por ti, y más importante, cómo solucionarlo.

Antes de empezar, hablemos de las páginas de ecommerce vs. las páginas de servicios

Todas las páginas web necesitan una página de contacto, pero dependiendo de qué tipo de negocio tengas, tendrás objetivos diferentes para esas páginas.

Para un diseñador o un estudio de diseño, la página de contacto será el principal punto de conversión. Para un ecommerce, la página de contacto no tiene una importancia de tanta envergadura, ya que el punto de conversión final es la página de finalizar el pedido. Por eso las páginas de comercio electrónico están optimizadas para llevar a los usuarios a la compra desde cualquier punto de la web. Si este flujo se rompe porque el usuario visita la página de contacto – o peor, porque espera una respuesta antes de pasar a la acción – acabamos perdiendo tiempo y dinero.

En definitiva, es en las webs de servicios, donde debemos optimizar el contacto, y en las páginas de ecommerce, debemos optimizar las visitas y las finalización del proceso de compra.

Primera señal: No te llegan mensajes desde la página de inicio

Tu página de contacto (por supuesto, si tu web tiene tráfico y has implementado estrategias de comunicación y visibilidad) debería generar al menos una pequeña cantidad de mensajes al mes de personas que visitan tu web. Ya sean posibles clientes, colaboradores o dudas sobre tus servicios, si no llega nada, algo no funciona.

Así, tu página de contacto debe asegurarle a cada visitante que está en el lugar correcto y explicarle lo que va a suceder una vez se ponga en contacto contigo. Si no incluyes esta información, dejas a tus usuarios sin la información que necesitan para pasar a la acción.

Cómo solucionar que nadie te escriba a través del formulario

Escribe más. Simple y llanamente. Veo constantemente páginas web que se limitan a poner la palabra «Contacto» como título, y ese es todo el texto que incluyen en este apartado. Esto no da ningún valor adicional a los usuarios, que ya saben dónde están (a no ser que hayan llegado por error- poco probable).

Con un par de párrafos, puedes no solo llegar a conectar más y trasladar el tono y personalidad de tu marca, sino que además darás a tus usuarios la información necesaria para que contacten contigo y aumentar las probabilidades de que utilicen el formulario.

Añade un párrafo en el que expliques para qué te pueden contactar: hablar de colaboraciones, que te cuenten su proyecto, reuniros por videollamada para trabajar en su negocio… Después, añade otro párrafo en el que cuentes qué pueden esperar después de escribirte: me pondré en contacto contigo en 24/48h, te enviaremos un mensaje para establecer una videollamada, o te enviaremos nuestro catálogo de precios…

Ya sabes, coge papel y boli y a escribir.

Segunda señal: te llegan mensajes, preguntas e interés por tus servicios, pero solo desde instagram

Si hay personas que visitan tu página web, pero luego salen de la página y te escriben por redes sociales (sobre todo por Instagram), es una señal de que 1. No encuentran tu página de contacto o 2. No se fían de las vías de contacto que proporcionas en esta página.

Cómo solucionar que solo te escriban desde instagram

Primero, asegúrate de que tu página de contacto es tan fácil de encontrar que lo podría hacer hasta tu abuelo de 90 años. Si tienes una página de servicio, déjala en el menú superior. Si tienes un ecommerce, el menú de pie de página es normaalmente donde los usuarios buscan el contacto.

Ahora, mira el diseño de tu página de contacto. Puede que hayas añadido los párrafos de información adicional de los que hablábamos. Pero eesto no va a ser suficiente para una persona que odia el email, los formularios o que simplemente no tiene facilidad con la tecnología. Asegúrate de dar un par vías aadicionales de contacto para que cada persona utilice la que más cómoda le parezca. Eso sí, no incluyas tantas vías de información que al final te vuelvas loco mirando 5 aplicaciones al día.

Normalmente, un formulario de contacto y un email alternativo (yo tengo incluso el whatsapp de empresa con un mensaje automático) son buenas soluciones. Si lo tuyo es la llamada telefónica, puedes dejar tu móvil también. Personalmente, no soy partidaria de esta última víaa o dde los mensajes por Instagram, yaa que no permite poner límites. Pero cada uno, lo que guste.

Tercera señal: recibes muchas preguntas sobre información que ya está bien explicada en tu web

Cuántas veces has recibido un mail y has pensado «Pero si eso ya está en la web! De verdad es que no saben leer…»

Ojo, todos podemos tener un mail día en el que nos hemos saltado la información clave que buscábamos y hemos enviado un email de más. Que te lo pregunten una vez, no es un problema. Que sean mails recurrentes sobre los mismos temas Sí. Lo que se traduce en más trabajo administrativo para ti y frustración para tu cliente. Y a esto hay que ponerle solución.

Cómo evitar que te pregunten cosas que ya has solucionado

No se trata de hacer una página dedicada a las preguntas frecuentes, que dice a gritos «No me escribas, todo está aquí». Simplemente revisa que la información que tus clientes necesitan es fácilmente accesible: información sobre tu proceso de trabajo, pagos, envíos, devoluciones… Si un usuario no encuentra esta información esencial, es muy normal que acabe escribiéndote.

Si hay preguntas importantes que quieres que estén claras y evitar que una persona no encuentre la respuesta, siempre puedes poner un pequeño apartado de preguntas frecuentes en la propia página de contacto. Solucionará más de una duda y te ahorrará más de un mail.

Cuarta señal: te escriben demasiado para colaboraciones, entrevistas…

Dependiendo del tipo de negocio que tengas, quizás te encuentras con mails de colaboradores, bloggers, influencers, personas que te quieren entrevistar para un podcast o que quieren tener vinculacicón con tu marca de una u otra manera. Aunque muchas veces, sobre todo para negocios de ecommerce, estas son buenas estrategias, seguraamentee no te merezca la pena colaborar con todas las personas que te escriben.

Encontrarse con mails de este tipo frecuentemente, tener que filtrarlos y decidir si aceptar o no las propuestas, es un trabajo más. Por eso, si te encuentras en esta situación, es importante que tu página de contacto esté preparada para ayudarte.

Cómo evitar la lluvia de emails de colaboración

Esta, seguramente, es la señal con más fácil solución. Si tu empresa es una de las que recibe miles de emails al día para colaboraciones, entrevistas o productos gratuitos a cambio de unas fotos en instagram… Tan solo tienes que añadir un párrafo más a tu página de contacto.

Por ejemplo: Estamos encantados de que hayas llegado hasta aquí. Al ser una pequeña [empresa, agencia, freelance] solo aceptamos un número llimitado de colaboracciones al año con personas que comparten nuestros valores [y los pones aquí] y nuestra filosofía de empresa [la pones aquí]. Si crees que eres la persona adecuada y cumples estos requisitos, puedes escribirnos a colaboraciones@[tudominio].com para que te tengamos en cuenta. ¡Muchísimas gracias!

Y listo. Puedes revisar estos mails periodicamente. Si tu respuesta es «no» asegúrate de enviar un mail educado y no pasar de ellos simplemente. Al fin y al cabo es una persona como tú, en búsqueda de trabajo y clientes que ha invertido su tiempo en escribirte. Con que les digas que no encaja con lo que buscas ahora para tu marca y agradezcas el interés es más que suficiente.

Otros artículos que te pueden gustar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio